Última Hora

En el Ebais de San Pedro un rótulo recibe a los asegurados. Pero más que un papel en la pared, detrás del anuncio encontramos el rostro de los afectados por la falta de un acuerdo entre la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y la Universidad de Costa Rica (UCR) para la prestación de los servicios.

Aunque la habían citado para hoy, Cecilia Canales no pudo conocer el resultado de exámenes de heces, orina y sangre que le hicieron a su hija de año y ocho meses el lunes, cuando la llevó con dolores de estómago a este centro médico.

A esta anciana le dijeron que vuelva en un mes por la cita que tenía hoy para controlarle su presión arterial.

Lo que ocurre es que una parte de los 45 Ebais de Curridabat, San Pedro y La Unión se mantienen a media máquina y los empleados solo atienden emergencias.

La medida es una protesta ante la incertidumbre de lo que va pasar con los Ebais a partir del 31 de marzo. A partir de esa fecha, la UCR podría dejar de vender los servicios de atención médica en estos Ebais, si la CCSS no le paga 157 millones de colones más por mes.

La CCSS no quiere pagar ese dinero de más, porque lo considera injusto, y por eso no hay acuerdo.

Mientras tanto los empleados de los Ebais preparan una manifestación para este viernes en las afueras de las oficinas centrales de la Caja.

Según trascendió la presidenta de la de esta institución, Ileana Balmaceda y el rector de la UCR Henning Jensen se reunirán en las próximas horas para buscar una salida.