Última Hora

Las cárceles costarricenses superan su límite de capacidad en un 33% por lo que la Sala IV luego de un recurso de amparo interpuesto ordenó al Ministerio de Justicia, ordenar esta situación radicalmente.

Según Fernando Ferraro, ministro de Seguridad, el tema es “preocupante”, ya que desde hace varios años el ambiente en los centros penitenciarios viene agravándose y no se han salido de control.

“El ritmo de crecimiento de la población es tan alto, que rompe con cualquier posibilidad de planificación, a pesar de la inversión histórica que se ha realizado en materia de infraestructura”, indicó el jerarca.

En el caso específico de La Reforma, el Gobierno pretende reducir el hacinamiento crítico. “Según estándares internacionales, hasta un 20% de sobrepoblación es tolerable y nosotros nos encontramos en un 34%”, explicó.

Para realizar un plan a largo plazo, Ferraro indicó que se necesita la participación tanto del Poder Ejecutivo como el Judicial.

El ministro descarta la construcción de nuevas cárceles, pero argumenta que se utilizarán los terrenos que en la actualidad tienen los centros penales. “Terrenos suficientes para construir hay, y tenemos los recursos. La actual administración dejará casi 5.000 espacios más” concluyó.