Última Hora

Susana Peña

Los empresarios del combustible no dan el brazo a torcer y acordaron presentar dos nuevos recursos, uno ante la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos y otro ante la Sala Constitucional, para revisar y detener la rebaja en los combustibles.

Pero por ahora ésta se mantiene en firme, se publicará en La Gaceta el viernes, y entrará a regir a partir del sábado.

Una vez que esto suceda, los gasolineros iniciarán una huelga que paralizará las estaciones de servicio y podría provocar despidos del personal.

Según Antonio Galva, representante de la Cámara de Empresarios de Combustible, “la afectación que estamos teniendo nosotros se da con base en el margen que se autorizó en 2011. Tenemos la orden de que saliendo publicado el decreto de rebaja, los expendedores van a estar tomando medidas”.

Mientras los gasolineros buscan la forma de frenar la rebaja, el gobierno corre para encontrar una solución al conflicto y evitar así el desabastecimiento de combustible, sobre todo durante semana santa.

El ministro de Ambiente, René Castro, señaló que “los servicios públicos no se pueden interrumpir, por eso vamos a verificar que hasta el último litro se venda”. Para ello realizarán visitas a las gasolineras en conjunto con ARESEP.

El sector hotelero también alzó la voz y pidió al gobierno asegurar la venta de combustible, ya que el desabastecimiento en Semana Santa dificultará el traslado de los vacacionistas a playas y otros destinos turísticos, lo que les generará grandes pérdidas económicas.

“Los tour operadores tienen que llenar los tanques de los buses, en dos días se les puede acabar, así es cómo podría afectar a este sector.

Durante la mañana y parte de la tarde, varios ministros mantendrán una serie de reuniones para buscar la salida al conflicto con los gasolineros y esperan tener una respuesta en las próximas horas.