Última Hora

Tras los incidentes ocurridos el domingo pasado en el estadio Coyella Fonseca, donde un aficionado del Deportivo Saprissa fue brutalmente agredido, la institución tomó una serie de medidas como un primer paso para luchar contra la violencia en los estadios y el fútbol nacional.

Juan Carlos Rojas, presidente morado, comentó que la decisión de prohibir el ingreso de por vida a tres aficionados no fue difícil, pues sabían que tenían que aplicar mano dura y dar un ejemplo.

Rojas agregó que ya conversó con Osvaldo Pandolfo (Presidente UNAFUT) para intentar crear una "lista negra" a nivel nacional.

"No tendría sentido que si por ejemplo Puntarenas FC veta a uno de sus aficionados, este sí puede ingresar a otro estadio", explicó el jerarca.

Sobre las medidas para con la "Ultra", este aseguró que los líderes de la barra no comparten la decisión pero la cumplirán.

El próximo domingo ante el Santos de Guápiles la gradería sur permanecerá cerrada, cubierta por una manta con el mensaje que la dirigencia desea promover.

Finalmente, el dirigente aseguró que el apoyo y trabajo conjunto con la ley es fundamental. "Necesitamos una ley que tenga dientes para que se aleje el tema de impunidad y exista un cambio real".