Última Hora

Por qué los costarricenses se mataron entre sí hace 65 es una pregunta que puede tener muchas respuestas.
Aún hoy no hay unanimidad en el señalamiento de las causas.

En 1941 los japoneses bombardean la base militar norteamericana de Pearl Harbor, hecho que empujó a Estados Unidos en la guerra.

Pero poco antes Costa Rica hizo lo suyo. El entonces presidente Rafael Ángel Calderón guardia se hallaba ese día visitando la construcción de la Interamericana Sur, cuando los telégrafos le informaron del hecho.

Él regresó de inmediato a la capital, y pidió al presidente del Congreso, René Picado, convocar a los diputados para declarar la guerra.

Así, Costa Rica se convierte en el primer país que se alinea contra el bloque nazi fascista. En el país se inicia una persecución contra alemanes e italianos y se instaura incluso un campo de concentración, situado en los actuales talleres de la Municipalidad de San José.

Pocos meses más tarde, el 2 de julio de 1942, el vapor San Pablo de la United Fruit fue bombardeado por un submarino nazi en Limón. En el atentado murieron 23 trabajadores.

Como consecuencia, se convocaron protestas contra las naciones del eje. Una turba asaltó la panadería Musmanni y lanzó la harina a la calle.

Es allí donde surge un personaje hasta entonces desconocido. José Figueres Ferrer, quien pronunció un discurso radiofónico que le valió el apresamiento y la expulsión del país.

Figueres volvería en 1944 y ya para entonces era una personalidad política reconocida.

Desde su llegada al poder, Rafael Ángel Calderón Guardia se propuso una reforma social cuyo primer paso fue la fundación de la Universidad de Costa Rica el 26 de agosto de 1940 y la fundación de la Caja Costarricense del Seguro Social en 1941.

En 1943, hace 70 años, se proclamó el Código de Trabajo.

Esa reforma se había realizado en alianza con el partido comunista, y eso agregaba un elemento adicional, condicionado por el surgimiento de la guerra fría.

Varias elecciones, pero sobre todo la de 1948, colmaron el vaso. En esa ocasión se enfrentaron Rafael Ángel Calderón y Otilio Ulate, como candidatos a la presidencia.

Ulate ganó por 10.000 votos.

El 1 de marzo de 1948, en la peor de todas sus sesiones, el Congreso de la república anuló las elecciones, mientras los calderonistas se manifestaban al grito de "queremos votar".

Doce días más tarde, se oyeron los primeros tiros. Había comenzado la guerra civil.