Última Hora

Internacional

Argentinos esperan en vigilia la misa del Papa

Vigilia festiva en Catedral de Buenos Aires a la espera de la asunción del Papa

Jóvenes católicos de Argentina comenzaron la noche del lunes, en un clima de fiesta, una vigilia en la Catedral de Buenos Aires para ver en pantalla gigante en la histórica Plaza de Mayo la entronización del papa Francisco, nacido en esta ciudad.

Hace 3/18/2013 8:12:00 PM

AFP

 


Jóvenes católicos de Argentina comenzaron la noche del lunes, en un clima de fiesta, una vigilia en la Catedral de Buenos Aires para ver en pantalla gigante en la histórica Plaza de Mayo la entronización del papa Francisco, nacido en esta ciudad.


"Que viva, que viva, que viva Cristo", "Que viva, que viva, que viva Francisco", cantaba a viva voz un grupo de estudiantes de un colegio secundario católico, frente al edificio de la Catedral porteña donde solía oficiar misa el Pontífice, constató la AFP.


Cerca de ellos, seminaristas y jóvenes sacerdotes y monjas saltaban en plena calle con pancartas de Francisco y banderas del Vaticano.


Alrededor de las 22h00 local (24h00 GMT), la hora de la convocatoria a la concentración, era incesante el arribo de personas a la Catedral, ubicada en una de las esquinas de la Plaza de Mayo, en cuya cabecera se encuentra la Casa de Gobierno.


"Este Papa me ha despertado mucha emoción, no solo porque es argentino, sino por su calidez como persona. Siento que como católica me ha removido la fe. Haré la vigilia como un sacrificio hacia Dios para agradecer su nombramiento", dijo a la AFP Clelia Farías, 33 años.


Para Andrea Cosentino, una ama de casa de 40 años, el papado de Francisco "va a significar un antes y un después para la Iglesia porque va a acercarse a la gente".


Las dos mujeres llegaron al anochecer a la Plaza con todo lo necesario: bancos plegables, enseres para el mate (infusión rioplatense), pancartas, abrigos para soportar una noche fresca e "incluso paraguas por si llueve", dicen sonriendo.


Decenas de móviles de televisoras locales e internacionales se apostaron alrededor del Paseo, en cuyos postes de iluminación se colocaron banderas amarillas y blancas del Vaticano, al igual que en la sede de la alcaldía porteña.


El alcalde de la capital, Mauricio Macri (derecha), quien viajó al Vaticano para presenciar la ceremonia, decretó asueto para el martes en las escuelas públicas, en las que rige la enseñanza laica.


Las autoridades montaron un gran operativo logístico con varios puestos de socorristas de la Cruz Roja para la atención sanitaria y de grupos de Apoyo a la Comunidad pertenecientes al Ejército.


"Somos un grupo de 15 militares y montamos tres puestos de distribución de mate cocido (infusión) y agua caliente, para lo cual contamos con un camión tanque de 18.000 litros de agua", explicó el teniente coronel Miguel Santillán.


Los organizadores solicitaron a los fieles que lleven un alimentos no perecedero para repartir en barrios carenciados.


"Hay una Iglesia que camina al lado de los pobres y otra que está cerca del poder. Francisco nos va a conducir al lado de los pobres", afirmó Chavela Villamayor, una exmisionera de 70 años, quien lamentaba no poder quedarse toda la noche.


Numerosos cantantes populares amenizarán la espera, como Axel, quien fue elegido para ese fin por las autoridades religiosas.


También está prevista la presentación del padre César y los pecadores, una banda de rock and roll liderada por el sacerdote César Scicchitano.


"Esperamos una plaza llena como para festejar una Copadel Mundo", había confiado más temprano Federico Wals, portavoz del Episcopado.


En medio del baile y las risas de un grupo de estudiantes del Instituto Inmaculada Concepción de la capital argentina, una adolescente de enorme sonrisa explicó a la AFP por qué razón le gusta el Papa.


"Porque no quiso usar los zapatos rojos y sigue usando los negros gastados que se llevó puestos de Buenos Aires", responde, ante la aprobación de sus pares.


A partir de las 05h30 del martes (08H30 GMT) se difundirá en la Plaza en directo desde el Vaticano la celebración de la Santa Misa de Inicio Solemne del Pontificado de Francisco.


Alrededor del 75% de los 40 millones de argentinos profesa la religión católica, según datos de la institución religiosa.