Última Hora

Iván Meza

 

Un perito balístico confirmó que el asesinato de tres mujeres y el de una pareja en Heredia, fueron ejecutados con la misma arma.


Los imputados en este caso son un extranjero de apellido Salguero, dos hermanas de apellido Mena y un sobrino de estas de apellido Benavides.


Desde este lunes 18 de marzo, los sospechosos enfrentan un juicio en la sala número cuatro de los Tribunales de Heredia, acusados de cinco homicidios ocurridos en dos hechos distintos.


El primero ocurrió el 18 de junio de 2011 cuando asesinaron al carnicero Diego Chacón Chaves y su esposa, Jacqueline Madrigal. El segundo crimen ocurrió el 6 de julio de 2011 en un asalto a una tienda en San Joaquín de Flores, también en Heredia, allí murieron Sonia Rodríguez Ulate, su hermana Guiselle y Carolina Herrera Salazar.


De acuerdo con un experto en balística del Poder Judicial, estos cinco asesinatos fueron ejecutados con la misma arma.


Según trascendió en los casos investigados, se habría utilizado un silenciador en el arma. En el arranque del juicio, el fiscal José Mena explicó los hechos que le atribuyen a este grupo, que habría utilizado el dinero que obtuvieron tras los crímenes para pagar deudas.


Por su parte la defensa de los imputados insistió en su inocencia.


El juicio continúa este martes y se espera la declaración de 40 testigos.