Última Hora

Hay una condición que puede generar molestias y rechazo a ciertos alimentos por su forma, la sensación que generan al paladar o la textura que tienen: la hipersensibilidad.

La hipersensibilidad es un trastorno del Sistema Nervioso Central, que causa dificultades con el procesamiento de la información de los cinco sentidos.

“En el caso de un niño que esté presentando una sensibilidad a incorporar nuevos alimentos, es importante que sienta las texturas y los sabores”, explicó Marisol Chavarría, nutricionista.

Se inicia acostumbrando a los niños a ver un plato, aunque inicialmente no lo pruebe, luego se le debe permitir experimentar con las texturas de los alimentos para que exista un acercamiento.

A los pequeños con hipersensibilidad al tacto, al olfato y al sabor, se les hace mucho más difícil probar alimentos nuevos.

Esta particularidad no es una negativa por gustos y preferencias, es un trastorno del sistema nervioso central, por lo que debe ser tratado por especialistas.