Última Hora

Puntarenas y Saprissa empataron a un gol en el Lito Pérez. Los morados dominaron las acciones, pero la virtud del empuje arenero les permitió lograr la paridad.

Desde el inicio fue patente el mayor volumen de juego de Saprissa, ante un “Puerto” agazapado, que encontró su recompensa en pies de uno de sus bastiones.

La primera parte se tiño de morado.

Los visitantes se multiplicaban por la gramilla del Lito Pérez. Aparecían para cortar la medular naranja, aparecían en los espacios que dejaba la zaga del Flaco Arnáez.

Pero la presión no fue suficiente para irse al descanso con la ventaja. Los pupilos de Ronald González lo intentaron en varias ocasiones y siempre se encontraron un Bolivar seguro o un defensa bloqueando el camino.

El primero en avisar fue Arauz al minuto 9. El volante fue el mejor del partido hasta que salió por lesión al 44’.

El oriundo de Golfito también la tuvo al 37’. David Ramírez estuvo cerca de vulnerar el marco porteño al 19’, la combinación Saucedo-Ramírez al 30’ y el boliviano de vuelta al 34’.

Puntarenas por su parte demostró fiereza y buena colocación defensiva. Un cabezazo de Roberto Wong al 12’ fue la única intervención ofensiva de peso que pudieron conjurar los de casa.

El gol llenó las gargantas moradas en el segundo tiempo. Pero para celebrar primero tuvieron que bregar. Daniel Colindres, Ariel Rodríguez y Bustos Golobio lo intentaron sin éxito.

Fue al 79’ cuando un pase largo es dominado por Ariel en el área de Bolivar.

El ariete pivotea y encuentra a Golobio, el medio se enreda con el esférico y Colindres limpia el desorden con un disparo rastrero.

El la anotación no fue la última emoción del choque. La siguiente se dio en medio de la defensa morada, pero Michel –arquero mexicano de los tibaseños- cerró la puerta de caseta.

La siguiente vez que los locales llegaron al área morada, Roberto Wong se quitó la marca de Jordan Smith y fusiló con un obús para el 1-1 final.