Última Hora

El rescate publicado por un medio rumano ha sido visto por más de medio millón de personas.

Un joven de 25 años no lo pensó dos veces y saltó al rescate de un perro que cayó a la represa del Río Someșul Mic, en Rumania.

Se trata de un perro que se encontraba atrapado y desesperado tratando de subir la pared del concreto de un canal de drenaje. Dos pescadores que pasaron por el lugar vieron la acción y fueron en busca de su rescate.  

Amenazado por las heladas aguas y la complicada arquitectura del embalse, el animal pedía ayuda desesperadamente, pero ninguno de los pescadores de la zona se pudo acercar por el elevado muro de hormigón.

Sin embargo, el can logró ser rescatado y no tardó en demostrar su gratitud corriendo y saltando con alegría.