Última Hora

Internacional

Emiratos Árabes entra por la puerta grande en el campo de energía solar

Emiratos Árabes Unidos, rico país petrolero del Golfo, inauguró este domingo la planta termosolar por concentración más grande del mundo.

Hace 3/18/2013 2:48:00 PM

 Emiratos Árabes Unidos, rico país petrolero del Golfo, inauguró este domingo la planta termosolar por concentración más grande del mundo, Shams 1, dando un paso firme en el sector de esta prometedora fuente de energía.

La planta cilindroparabólica, en cuya construcción participó la empresa española Abengoa Solar, costó unos 600 millones de dólares y tiene una capacidad de 100 megavatios, lo que permite suministrar energía a unos 20.000 hogares.

El parque solar de la planta cubre una superficie equivalente a 300 campos de fútbol.
"Shams 1 incorpora la tecnología solar cilindroparabólica más innovadora y cuenta con 258.000 espejos montados en 768 colectores cilindroparabólicos", indicaron las fuentes.

"Mediante la concentración del calor procedente de los rayos del sol en tubos donde circula un aceite sintético, Shams 1 produce vapor que mueve una turbina, generando electricidad", explicaron. "Adicionalmente, el proyecto solar utiliza un sistema para incrementar la temperatura del vapor al entrar en la turbina, lo que provoca un incremento de la eficiencia del ciclo", dijeron.

El proyecto incluye un "sistema de refrigeración seca que reduce significativamente el consumo de agua, una ventaja crítica en el árido desierto", indicaron los técnicos de la empresa.

La central está ubicada en el desierto de Madinat Zayed, en región occidental, unos 120 km al sudoeste de Abu Dabi, capital de Emiratos Árabes Unidos, en el corazón de una de las regiones más soleadas y calientes del mundo.

"Es la planta de energía solar por concentración más grande en funcionamiento en el mundo", declaró Sultán al Jaber, consejero delegado de Masdar, organismo de Abu Dabi encargado del proyecto.

Emiratos Árabes Unidos aspira con Shams-1 a producir 7% de su objetivo de energía proveniente de fuentes renovables.

"Hoy por hoy Shams-1 es, en todas las escalas, la planta por concentración más grande en funcionamiento", insistió el español Santiago Seage, presidente de Abengoa Solar.
La empresa española controla 20% del proyecto, junto a la petrolera francesa Total (20%) y Masdar (60%).

En el mundo funcionan numerosas centrales solares para generar electricidad, pero las de concentración no alcanzan el tamaño de Shams-1.

Con Shams-1, Masdar generará 10% de la energía solar por concentración en el mundo, afirmaron los responsables del proyecto.

Masdar produce también el equivalente del 68% de la energía renovable de los países del Golfo.
Las 192 hileras de colectores de Shams-1, protegidos de la arena con un dispositivo especial, generan una energía que evita la emisión de 175.000 toneladas de CO2 por año.

Eso equivale a retirar de circulación 15.000 automóviles, señaló la empresa.

"Emiratos es hoy el primer país de Oriente Medio miembro de la OPEP que invierte en las energías renovables a pesar de sus riquezas en hidrocarburos", destacó el director de Masdar.

Abu Dabi, el más rico de los siete miembros de la federación de los Emiratos, dispone de reservas petroleras de 98.200 millones de barriles, o sea 95% de las reservas del país.

El francés Philippe Boisseau, director de energías renovables de Total, dijo que el proyecto era el resultado de una asociación normal con Abu Dabi.

"Compartimos la misma visión en lo que tiene que ver con la diversificación de fuentes de energía", destacó.

Abu Dabi quiere ser la capital regional de energías renovables, por lo cual decidió acoger la sede de la Agencia Internacional para las Energías Renovables (IRENA).

"Es un momento extraordinario para nosotros", declaró el jefe de IRENA, Adnan Amin, que calificó Shams 1 de "primera etapa" de la marcha de un país rico en petróleo hacia las energías renovables.