Última Hora

El tema de las hormonas alborotadas de los jóvenes es bastante amplio. Es una etapa totalmente normal, sin embargo hay que aprender a distinguir hasta qué punto el joven está descuidando la parte emocional y dejando sólo que fluya la física.

Para eso, la especialista Margarita Murillo habló acerca de los elementos que forman la identidad. Además, explicó que la "alborotazón" bien dirigida, es una herramienta importante para enseñar a amar.

“No se preocupen tanto por lo que dicen como por conectarse, comience a comunicarse con sus hijos”, dijo Murillo.

Los padres deben entender que si sus hijos están en ese período es porque están aprendiendo a amar y no tiene nada de malo.

“No es lo mismo sentir culpa que sentir vergüenza, cuando yo siento culpa siento que hice algo malo, pero cuando yo siento vergüenza yo siento que soy mala persona”, explicó la especialista.

La especialista agrega que es valiente admitir la realidad y la historia que cada uno tiene, para poder acompañar a los hijos en esta etapa de la vida.

Para mostrarle a un joven que es estar enamorado, se le debe explicar la diferencia entre estar ilusionado y tomar la decisión de amar.

El despertar a la sexualidad de un niño o joven, depende de muchos factores y es un asunto normal. No obstante, los padres deben comportarse como amigos y no como jueces de este tipo de situaciones.

Los padres que tienen una mejor comunicación con sus hijos respecto a temas de sexualidad, también tienen mayor conocimiento de lo que sucede en sus vidas en el aspecto sexual. Además, estos muchachos tienen mayor control de sus emociones o “alborotazones”.

Usted puede observar la entrevista completa en el video adjunto.