Última Hora

Las várices se encuentran comúnmente en las partes posteriores de las pantorrillas o en la cara interna de la pierna. Se desarrollan cuando las válvulas venosas que permiten que la sangre fluya hacia el corazón dejan de funcionar adecuadamente.

Se recomienda hacer un buen examen físico para determinar dónde está la raíz del problema y solucionar la causa.

“Tenemos diferentes tipos de venas, están las que la gente conoce como telitas de araña, luego las verdes y las más grandes que son las que se ven abultadas“, explicó el cirujano vascular periférico Marcial Fallas.

Entre los signos más comunes están: estética, dolor, hinchazón del tobillo, molestias en las piernas y la picazón en la parte inferior de la pierna. Además, en el tobillo que pueden ocasionar rasguños y hemorragias.

Los factores genéticos no los podemos controlar, pero hay otros sobre los cuales si podemos tener algún control.

Por ejemplo, se puede contrarrestar con el uso de la media elástica, cuidando el peso, elevar las piernas y cuidar el uso de anticonceptivos.

Si las venas son dolorosas o si le desagrada su aspecto, el médico puede recomendarle procedimientos para eliminarlas.

Si usted tiene várices es importante que haga algo al respecto, no solo por la parte estética sino también por las molestias físicas que pueden conllevar.  La radiofrecuencia es una opción para el tratamiento.

“Tratamientos hay varios y depende del tipo de vaso que se va a tratar,  si son venas grandes está la cirugía, la radiofrecuencia, el láser o inyecciones”, dijo el cirujano.

El tratamiento se realiza en personas de todas las edades, pero se debe consultar a un especialista para determinar el estado de la vena a tratar.