Última Hora

Los gasolineros solicitaron a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (ARESEP) un incremento de 12 colones en su margen de ganancia pero, lejos de aprobarlo, la Autoridad consideró que dicho margen, más bien, podía reducirse en cinco colones.

Esta decisión llevó a los empresarios a presentar dos recursos: uno para cuestionar la rebaja y otro para detenerla, aunque podría entrar a regir este mismo miércoles.

Ante este panorama, los empresarios del combustible amenazan con cerrar las 352 estaciones de servicio del país y, además, no descartan iniciar una reducción en su personal.

Una vez que sea publicado en La Gaceta, el litro de gasolina súper costará 6 colones menos, pasará de ¢735 a ¢729.

Para los gasolineros, el margen de comercialización actual no permite asumir los gastos operativos de las estaciones. Pero la ARESEP no lo consideró de la misma forma.

Por tratarse de un servicio público, si éste no se brinda, la ARESEP abre una investigación y los gasolineros se exponen a multas que van de entre cinco y 20 salarios base, y si la conducta es reiterativa se exponen a la suspensión de las concesiones.

Este lunes a las 3:00 p. m., los empresarios del combustible se reunirán con el Ministro de Ambiente, René Castro.