Última Hora

Tras el enfrentamiento entre privados de libertad y custodios de Adaptación Social ocurrido la tarde de este martes, la cárcel La Reforma amaneció en huelga de hambre.

Un total de 1.500 privados de libertad se rehusaron a comer su desayuno y almuerzo como medida de protesta por los cambios que pretenden ejercer mayores controles en la visita de los fines de semana.

Otro tema que genera molestia entre los privados es la eliminación de las llamadas covachas.

Con manteles, cortinas, sabanas y mecate todos los viernes un grupo de privados de libertad se esmera para crear estos espacios, que son una especie de tiendas de campaña.

Los fines de semana deben estar listas pues al parecer las alquilan durante las visitas

Según Justicia estos sitios se prestan para todo tipo de actividades ilícitas, desde abusos hasta trasiego de armas y droga

Por eso en las últimas semanas tomaron la decisión de no permitirlas más y recibir a las visitas no en estos espacios abiertos sino en gimnasios.

La huelga de hambre se mantiene en los ámbitos A y B de La Reforma.

Allí los líderes de esos pabellones fueron reubicados, lo cual generó una calma momentánea.