Última Hora

En el Día Internacional de la Epilepsia, pacientes, médicos y familiares celebran el último avance tecnológico en tratamientos contra ese padecimiento.

Este nuevo tratamiento consiste en un implante que se coloca en el cuello del paciente y envía impulsos electrónicos que estimulan el sistema nervioso. Esto reduce en un alto porcentaje los ataques epilépticos.

Según las autoridades de Salud, en los últimos años se lograron avances importantes a través de medicamentos, dietas y cirugías, convirtiéndose en una alternativa que genera esperanzas a los pacientes.

Este nuevo método solo se trata en el Hospital Nacional de Niños, pero se espera que para los próximos meses pueda efectuarse en los principales hospitales del país.