Última Hora

Las investigaciones de la Sección de Fraudes del OIJ revelan que al menos tres personas participaron de un millonario fraude registral en el que nueve dueños de propiedades se vieron afectados.

Ocho de esos afectados presentaron una denuncia al Organismo de Investigación Judicial.

A criterio del OIJ, un abogado costarricense, un italiano y el empresario Matteo Quintavalle, habrían traspasado propiedades de los afectados a su nombre o a nombre de terceros.

Posteriormente, las propiedades eran hipotecadas o vendidas a compradores de buena fe. El fraude asciende a los 2 millones de dólares según las investigaciones.

Los agentes realizaron varios allanamientos en San José y Cartago. En la casa de Quintavalle en San Rafael de Escazú fue evidente que los agentes judiciales utilizaron tapabocas mientras realizaban la diligencia.

Por el momento no está claro si Quintavalle será detenido, según el OIJ, todo depende de lo que se encuentre en la vivienda tras el allanamiento.