Última Hora

Se acerca el mes de abril, momento de la transición de la época seca a lluviosa. Sin embargo, el panorama no es tan motivador para los expertos, ya que a diferencia de otros años, para este se esperan pocas lluvias.

El problema es que la falta de lluvia en los terrenos provocará que la sequía sea más intensa el próximo año y esto no es nada alentador.

A pesar de que la noticia de la falta de lluvias no es agradable, existe algo positivo, y es que probablemente este año muchas familias podrán estar tranquilas y no se verían afectadas por las inundaciones.

Los expertos esperan que la población tome en serio el faltante de agua en los próximos meses; el ahorro del líquido y evitar el desperdicio podría ser de gran ayuda para el futuro.