Última Hora

Tras una investigación que inició en diciembre, este martes las autoridades lograron detener a una banda que se dedicaba al tráfico de personas.

Los sospechosos son dos hombres y una mujer de apellidos Rubí Rubí, quien se cree líder de la agrupación.

Las autoridades lograron confirmar que se pagaban entre 7.000 y 8.000 dólares para salir de República Dominicana, llegar hasta Panamá o Nicaragua y luego ingresar de manera ilegal a nuestro país.

Ya estando en Costa Rica, eran colocadas en varios hoteles capitalinos mientras algunas de ellas esperaban sus pasaportes alemanes falsos y poder viajar a Estados Unidos y Canadá.

Las autoridades presumen que la red es más que estas tres personas detenidas.

La investigación apenas inicia por lo que se podrían dar movimientos en los próximos días.