Última Hora

En diciembre de 2012, esteban recibió una clara señal de que su vida estaba en peligro. El sobrepeso le había generado problemas físicos y emocionales.

Desde ese momento puso manos a la obra y decidió cambiar su forma de vida. Pasó de 110 kilos a 69, sin dietas, ni gimnasio, ni gastar un solo colón.