Última Hora

La importancia de lo que queremos lograr, se mide con aquello que estamos dispuestos a sacrificar para lograrlo.

Tal es el caso de Cristian Rodríguez,  él es un valiente estudiante de 20 años, quien debió dejar a su familia, para venir a San José a estudiar y entrenarse para Los Juegos Mundiales de Las Habilidades. Este joven participará en la modalidad de fresado convencional.

“Yo soy de Puerto Seco de Ciudad Quesada, yo me fui a Huetar Norte ahí saque lo que era mecánica y torno, luego me vine a Alajuela a vivir solo a sacar fresado”,  expresó Rodríguez.

El joven forma parte del programa de mecánica de precisión del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

Serán cuatro días seguidos de 12 horas de competencia cada uno, en los que Cristian se enfrentará a jóvenes de Guatemala, Honduras y Brasil, por mencionar algunos.  ¿Su misión?,  elaborar piezas de precisión bajo la presión de la competencia. 

Lo que estamos dispuestos a lograr, se mide con frecuencia, por lo que estamos dispuestos a sacrificar, en este caso, Cristian conoce de sobra esa palabra.