Última Hora

¡La creatividad no tiene límites! Si no que lo diga Ronny Castillo, un hombre de Cartago que trabaja en enderezado y pintura,  y que gracias a ese conocimientos ideó confeccionar con materiales automotrices, réplicas de buses reales, pero a escala.

Comenzó a hacerlo desde muy niño y al día de hoy lleva más de 30 moldeados con sus propias manos.

“Todo es realizado con materiales automotrices, sus llantas, los pasajeros…todo”, expresó  Castillo.

A cada uno de ellos, le ha tomado gran cariño, pero quizá entre sus favoritos se encuentra uno que lleva su nombre y que además es de los primeros que confeccionó con más detalle.

Regularmente debe abrir los portones de su taller y permitir que vecinos y admiradores de su trabajo lo aprecien ya que difícilmente él confecciona alguno para vender.

“No es para la venta, yo los hago para mi colección. A veces lo hago porque la gente me los pide”, indicó Castillo.

Lo que a algunos les falta a veces para conocer su pasión, es preguntarse, ¿qué haría sin necesidad de cobrar por eso? En el caso de Ronny él encontró su pasión y cualquiera puede encontrar la suya.