Última Hora

¿Qué le parece más extraño: que haya un grupo de gente que esté convencida de que no es completamente humana?, ¿O que haya otro grupo de hombres que en uno de los países más pobres del mundo (y sin ser adinerados), andan con ropa de lujo en medio de los barrios más pobres?

No se trata de bromas, sino de subculturas que nos pueden parecer bastantes extrañas.

El mundo, es un lugar amplio y si las culturas son de lo más variado que tenemos en este planeta, hilando más delgado, podemos encontrar grupos más pequeños y curiosos: subculturas.

Una subcultura interesante, nació de internet, se llaman: Otherkin y esto se trata de personas que se ven a sí mismas, ya sea de forma parcial o total, como no humanas. Si no en cuerpo, al menos en alma o en espíritu.

Ahora sí, exploremos algunas subculturas alrededor del mundo. Comenzamos por las Gyaru, de Japón. En la tierra del sol naciente, se les llama así a una subcultura de jovencitas que tuvo su origen allá por los años 70's.

Básicamente, se trata de cabello severamente decolorado o teñido, maquillaje dramático destinado a hacer ver más grandes los ojos y uñas ultradecoradas. Las gyaru se han diversificado; Para algunos grupos, la piel tostada pasó de moda y ahora se busca piel muy blanca.

Pero en general, el look infantil con moda exótica son las características básicas de una subcultura que para la mayoría de Japón es sólo un símbolo de rebelión juvenil.

La siguiente subcultura, es decotora que  parece ser el producto de cruzar un transformer con los carros modificados al mejor estilo de Rápidos y Furiosos, mezclado con arbolito de navidad.

En el Congo africano, una de las regiones más pobres del planeta y frecuentemente azotada por las guerras, los hombres conocidos como "Sapeurs", caminan vestidos impecablemente, con trajes sastre, pañuelos de seda, zapatos inmaculados y fumando cigarrillos finos.

No son millonarios, sino trabajadores comunes y corrientes. ¿Por qué gasta sus salarios en esto en lugar de otras necesidades?

Algunos tienen una teoría: este tipo de dandis existen desde el siglo 18, cuando los esclavos utilizaban trajes elegantes para encajar mejor con el resto de la sociedad; Otras explicaciones aseguran que los Sapeurs más bien afloran en tiempos de paz, un símbolo inequívoco de que las cosas estaban mejorando.

Desde gente que cree que su apariencia humana es una cárcel, hasta quienes la pulen más allá de la adversidad. Esas son algunas cosas que no duele saber, sobre las subculturas.