Última Hora

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza desarrolló un plan piloto para determinar los ecosistemas más amenazados en el país.

Los que enfrentan mayores amenazas están ubicados en las llanuras de Tortuguero, las de San Carlos, el sector suroeste de Osa y los bosques del Golfo Dulce.

La mayoría de las amenazas corresponden a acciones provocadas por el ser humano.

Los expertos aseguran que urge un ordenamiento territorial en el país, porque cuando un ecosistema colapsa, difícilmente se puede recuperar.

Miles de especies que viven estos ecosistemas se podrían ver afectadas por las amenazas, pero el ser humano también sufriría las consecuencias.