Última Hora

Son más de mil facturas retroactivas de una empresa proveedora de insumos ortopédicos, entre ellos pines, placas y tornillos, adquiridos para operar pacientes en el año 2010.

Sin embargo, cuando el médico Raúl Valverde comparó esos datos con la información de los expedientes, se dio cuenta que si bien las fechas de las cirugías coincidían, eran procedimientos muy diferentes en los cuales era imposible usar los insumos comprados.

 Además, en algunos casos se reportaron nombres de pacientes que no existen.

La investigación interna del hospital inició hace tres años de la mano de Valverde, sin embargo, falta por revisar alrededor de 900 facturas.

Las autoridades Médicas del Calderón Guardia confirmaron el caso y aseguraron que el 17 de enero anterior presentaron la denuncia ante el Ministerio Público, aunque no revelaron más detalles sobre controles internos.

El doctor Valverde fue suspendido de su cargo como Jefe de Cirugía por un período de cuatro meses, pero el hospital asegura que se debe a un proceso que no se relaciona con la denuncia presentada.

Por el momento, el pago de las facturas por 2.3 millones de dólares está suspendido mientras se investiga.

El Calderón Guardia confirmó que adquirió nuevamente los servicios de la empresa proveedora, a la cual le compran insumos desde hace cuatro años.