Última Hora

El ministro de Hacienda, Édgar Ayales advierte de nuevo que el problema fiscal camina hacia la quiebra de las finanzas públicas y lanza críticas al secretario de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), Albino Vargas, por minimizar el problema fiscal.

Desde que Édgar Ayales asumió su cargo como ministro de Hacienda ha insistido en la necesidad de hacer una reforma fiscal que incluya más ingresos para él gobierno, pero también más recorte de gastos.

Sin embargo, la falta de acuerdos políticos hizo que fracasará un intento de reforma fiscal que impulsó la presidenta Laura Chinchilla. Es decir, mucho se ha hablado del tema pero no ha habido cambios y las finanzas del gobierno caminan rumbo a la quiebra.

El ministro Edgar Ayales, indicó que, “eso es claramente peligroso. Ya el 6% o 7% es peligroso. Yo no entiendo porque se puede pensar que eso no tiene consecuencias, ya las va a tener este año. Este año el gobierno cerrará con un déficit del 6% este año”.

Por su parte, el secretario de ANEP, Albino Vargas insistió que, “ya se nos olvidó la cantidad de años que vienen hablando del fin del mundo por el déficit fiscal. Ya llegó el apocalipsis, esto se va al precipicio y nunca sucede. ¿Sabe por qué no sucede? Porque gran parte del capital financiero no está dispuesto a reducir el déficit que gana de los intereses que le paga el Estado para que se mantenga”.

Al ministro de Hacienda le preocupa que en los últimos días voces como la de Albino Vargas, o la del candidato del Partido Acción Ciudadana Luis Guillermo Solís hayan minimizado el tamaño del déficit fiscal. Dicho de otra manera, el déficit es el faltante de dinero que tiene el gobierno para cubrir todos los gastos que tiene.

“Don Albino Vargas sin saber nada de este tema se pone a opinar en una media página. Pobre Don Luis Guillermo, le dieron el apoyo. Diciendo que el déficit es irrelevante, eso es un tema que no es importante. Puede quedarse ahí donde está, y lo han dicho varias personas y me da mucho miedo”, agregó Ayales.

“Lamentamos que el ministro de Hacienda se burle de la capacidad de análisis que podemos tener las organizaciones de la clase trabajadora. Eso dice mucho de su soberbia, creer que los que estamos abajo no pensamos”, añadió Albino Vargas.

Solo en el mes de febrero, al Gobierno le faltaron 325 mil millones de colones para cubrir todos los gastos como el pago de salarios e intereses, y para cubrir esos gastos hacienda pidió dinero prestado. Esto lo ha hecho muchas veces el ministerio, lo que no se sabe es hasta cuando aguantará la tarjeta de crédito del gobierno.