Última Hora

La delegación costarricense que viajará a Brasil en junio para participar en la Copa del Mundo 2014, lo hará bien equipada para luchar contra el calor, factor que puede influir mucho principalmente en los dos primeros partidos.

Fortaleza y Recife serán las sedes de los duelos ante Uruguay e Italia, y son zonas en las que FIFA (Federación Internacional de Fútbol) aprobó detener cualquier encuentro que supere los 30 grados de temperatura y 75% de humedad.

"Hay toda una lista de implementos que prepara la Comisión de Selecciones y que se le entrega a Lotto, quienes analizan y brindan las recomendaciones del caso", explicó el secretario general de la FEDEFUTBOL (Federación Costarricense de Fútbol), Rafael Vargas.

Ante Inglaterra será en Belo Horizonte, localidad que cuenta con temperaturas relativamente cálidas, tal y como sucede en Santos (campamento base), en donde oscila entre los 20 y 25 grados.