Última Hora

Este martes tuvimos una demostración de que es jugar con pasión, con ganas... Como diría el querido chuche  "chollandose las nalgas"

La selección femenina de Costa Rica se ganó el respeto de todo por el empeño en cada jugada.

No es cuento que pelearon cada bola como si fuera la última jugada.

Que al final el marcador no compensara su coraje, no quiere decir que no sean unas grandes ganadoras.

Y ahí donde las ve chiquillas de colegio, se ganaron el respeto de un país.