Última Hora

En una escuela de Hatillo 8 salieron de la rutina por un día para sorprender a un alumno con un gesto que parece sacado de una película.

Tras sufrir un accidente de tránsito, un pequeñín de apenas 6 años debe usar ahora un soporte especial en la cara.

Para que no se sienta diferente su maestra y compañeros idearon una sorpresa enmascarada.