Última Hora

Hasta el próximo viernes, Costa Rica será el centro de discusión sobre la protección de las áreas silvestres.

La actividad arrancó con la presencia de 500 representantes de Belice, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y República Dominicana.

El cuarto Congreso Mesoamericano de Áreas Protegidas tiene entre sus principales retos definir una posición regional sobre el manejo de áreas marinas.

La actividad será un foro para intercambiar experiencias sobre los esfuerzos de cada país para proteger sus áreas protegidas.

El congreso contará con ocho simposios, en los cuales se espera generar el conocimiento necesario, que el día de mañana se convierta en políticas en pro del medio ambiente.

A raíz del congreso se generará una declaración con base en los informes proporcionados por los ponentes.

Dicha declaración será adoptada por los ministros de ambiente de la región.