Última Hora

En octubre del 2012, la empresa Armiel Internacional, fue absuelta del delito de fraude por la venta al Poder Judicial de 112 chalecos antibalas.

Este lunes sus representantes, Jonathan Bilak y Beatriz Bron, estaban sentados de nuevo en el banquillo de los acusados.

De nuevo por el mismo delito y el mismo hecho, porque un tribunal superior así lo decidió.

Luego de varios atrasos el Ministerio Público realizó la acusación ante el nuevo tribunal penal que llevará el debate por los próximos meses, al igual que el representante de la Procuraduría General de la Republica, quien solicitó una querella y una acción civil resarcitoria por una millonaria suma.

Por su parte la defensa de Mauricio Fonseca de la Administración del Poder Judicial y quien también figura como sospechoso se abstuvo de declarar ante el tribunal, no así los otros dos acusados.

Estos solicitaron como parte de su declaratoria la apertura de la prueba embalada, es decir los chalecos en cuestión para mostrar la calidad de los mismos y contar al tribunal como ocurrieron las cosas.

Los representantes de dicha empresa aseguran su inocencia ante los hechos.

Confirmaron que los chalecos entregados son de la calidad que el OIJ les solicitó, que fueron probados antes de aceptarle la solicitud y que venían sellados desde Israel donde fueron adquiridos por la empresa.