Última Hora

El Ministerio Público solicitó más tiempo de suspensión para una investigadora del Organismo de investigación Judicial (OIJ) acusada de filtrar información.

La semana anterior, Gabriela Fonseca, la agente judicial acusada del delito de divulgación e información confidencial, recibió dos nuevas noticias en su caso.

La primer el jueves cuando en horas de la mañana recibió una notificación escrita por parte la inspección judicial, donde se le indicaba la apertura de una investigación en su contra por incorreciones o fallas en el ejercicio de su cargo y en su vida personal, misma que afectan el buen servicio y la imagen del Poder Judicial.

Este ente es el encargado de velar por el régimen disciplinario de los empleados judiciales.

La segunda noticia la recibió el viernes, fue en el juzgado penal de San José cuando el Ministerio Público solicitó una prórroga de las medidas cautelares que ya se le habían solicitado.

Estamos hablando de no acercarse a la sección de delitos varios, donde ella laboraba, no acercarse tampoco a los testigos de la causa, y suspensión de cargo con goce de salario.

El Ministerio Público presentó como alegato que necesitaba hacer secuestro de celulares, computadoras y entrevistas; mismas razones que dio para la primera etapa de suspensión solicitada.

El próximo miércoles la agente del OIJ, deberá de presentar sus alegatos ante la inspección judicial por las acusaciones e investigación en su contra.