Última Hora

Una llamada anónima informando de la supuesta presencia de una bomba en los Tribunales de Goicoechea motivó, de nuevo, un importante operativo en el lugar.

Producto de la alerta, se activó el protocolo de seguridad, por lo que se evacuó a las personas y se ordenó suspender las labores.

Todos los empleados debieron salir de las instalaciones del Segundo Circuito Judicial, en una situación que se ha vuelto cada vez más frecuente.

Al medio día, la alerta fue descartada tras una minuciosa revisión en el edificio, por lo que los funcionarios trabajan con normalidad, al igual que los servicios que ahí se brindan.