Última Hora

La presidenta de la República, Laura Chinchilla, visitó la zona sur para condonar la deuda de vivienda de 97 familias de escasos recursos, del proyecto de vivienda Río Nuevo de Ciudad Neily, cuya construcción inició en 1998.

Las familias de este proyecto están conformadas en su mayoría por jefas de hogar, que se dedican al trabajo en plantaciones de banano y palma de aceite vegetal.

En el proceso de condonación de la deuda participaron en total 269 familias, sin embargo, solo se les otorgó el beneficio a 97, quienes cumplían con todos los requisitos establecidos en la ley 9016. 

Esta permite que el Instituto Nacional de Vivienda y Urbanismo (INVU) condone totalmente los créditos hipotecarios, tanto intereses como moratorios, mediante el contrato de préstamo entre Costa Rica y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“El mayor regalo que puedo recibir es contemplar esas caras de felicidad, de tranquilidad, esas miradas que confirman que las noches de ustedes serán muy diferentes porque se podrán ir a dormir sin la angustia de que al día siguiente les van a quitar su casa”, dijo la presidenta Chinchilla. 

La condonación de la deuda de las 97 familias asciende a 504 millones de colones.