Última Hora

Un grupo de jóvenes decidió aprovechar sus vacaciones trabajando con piedra, arena y cemento, para construir un camino, en un área de difícil acceso, en la reserva biológica Alberto Manuel Brenes, ubicada en los Ángeles de San Ramón.

Se necesitan construir 4 kilómetros y durante varios años, estudiantes universitarios han trabajado como voluntarios en sus vacaciones, para acercarse poco a poco a esa meta.

Según Bryan Morera uno de los estudiantes voluntarios, se siente motivado de participar en el proyecto. Él llega desde muy temprano ha “volar pala” y se va a eso de las 5:00 p.m.

Cada grupo de 20 voluntarios trabaja durante una semana construyendo entre 200 y 300 metros del camino.

Hasta el momento están construidos dos kilómetros del proyecto y ahora será hasta las próximas vacaciones, que más voluntarios se unan para continuar con esta labor que tiene como meta completar los 4 kilómetros de camino.