Última Hora

Juan Diego Rodríguez, es talves de los pocos hombres que alguna gente conoce que hace macramé. Un tejido muy antiguo que consiste en ir mezclando diferentes nudos.

Él lo aprendió porque le gustaba sin pensar que algún día le iba a ayudar en una necesidad.

“Llegó a ser una necesidad, pero por ser menor de edad en ese entonces era muy complicado”, expresó Rodríguez.

Él viajó con su arte por diferentes zonas turísticas, y tuvo la dicha de que este gustara.

Le proporcionó un valor agregado a sus accesorios convirtiéndoles en joyería al fusionarla con  piedras semipreciosas.

Aunque algunos de estos minerales debe comprarlos, otros los encuentra en diferentes partes del país, sólo poniendo atención.

Muchos ignoran, el significado de estas piedras. Su idea, no promete dotar de buena suerte a nadie, pero sí pretende enviar toda la energía positiva de las piedras naturales para adornar, a quien las luzca.

Usted puede obtener mayor información al 8996-9509.