Última Hora

Un total de 27 chinameros que forman la Unión de Pequeños Comerciantes (UMPECO), temen perder sus puestos de venta en La Sabana.

Ellos firmaron un contrato con el Instituto Costarricense del Deporte y la Recreación (ICODER) hace un año, pero aseguran que no pagan las cuotas desde hace seis meses porque las ventas ilegales hacen que sus ingresos sean cada vez menores.

Por mes, los 27 vendedores deben pagar 660 mil colones al ICODER. Pero debido a la baja en las ventas, desde hace seis meses no logran recolectar la cuota.

Por esta razón, este gremio protestará el próximo lunes, para pedirle una vez más al ICODER que saque a los vendedores ilegales del parque La Sabana.

Ellos aseguran que la situación es insostenible y que en muchas ocasiones, se quedan sin nada para lograr pagar la cuota.