Última Hora

La preferencia en el nombramiento de familiares como trabajadores en una institución, se llama nepotismo y esto es lo que señala la auditoria de la municipalidad de San Ramón en un informe.

En este ordena acabar con esa práctica de nombrar familiares de empleados, asunto que salió a flote por la necesidad  de aprobar un manual descriptivo de puestos para organizar mejor los recursos humanos de la municipalidad, y  se determinó que había una excesiva predilección por nombrar a familiares de funcionarios.

En una lista que pidió la auditoria, se determinó que había 93 funcionarios que tienen familiares trabajando, incluso algunos en una misma oficina y dependencia. Del 2008 a la fecha, se nombraron a 38 personas que tienen relación de parentesco con otros que ya estaban, y en total suman 93, casi el 50 por ciento de la planilla de la Municipalidad.

Solo para conocer  algunos ejemplos, dentro de la lista de Recursos Humanos destaca el caso de Roy Paniagua Sánchez, quien se desempeña como peón. Él tiene a su madre, suegro, tío y al cuñado, trabajando en la municipalidad.

Otro es el caso de Juan Orozco, operario de equipo especial, que tiene a su hermano, tío  y al suegro, también en la administración municipal.

Además, se estableció que las relaciones de parentesco encontradas son esposo y esposa, madre y padre, hermanos y hermanas, hijos e hijas, tío y tías; todos  trabajando  para  la misma institución.

Muchos  de ellos son nombrados como interinos, ante la ausencia del manual descriptivo de puestos, y tienen años de estar en esta condición, simplemente se seleccionan a familiares sin siquiera sacar una terna y someterla a estudio, para saber si son idóneos para el puesto.

El auditor advierte que el nombramiento de familiares se da porque los funcionarios que tienen la potestad de nombrar, no tienen la autoridad moral para rechazar los nombramientos provenientes de algún funcionario municipal.

La alcaldesa, al ser consultada sobre el asunto, manifiesta que estos nombramiento se han justificado en cierta forma por el artículo 19 de la convención colectiva firmada en el 96, que indica que en caso de inopia se le debe dar prioridad  a los hijos de los empleados para los nombramientos de personal.

Sin embargo, ha existido un abuso en los nombramientos, pues incluso ese artículo de la convención colectiva contrasta con otras leyes vigentes.

Además, el informe involucra a la alcaldesa, pues señala entre otras cosas que los nombramientos de familiares son avalados por el alcalde o alcaldesa de turno, sin previa consulta con la unidad de Recursos Humanos.

El señalamiento de la autoridad destaca que no hay ternas ni participación de Recursos Humanos en la selección de personal, y que la selección la hace el alcalde de turno, así es como ingresan muchos familiares de empleados.

Sin embargo, todavía no se conocen acciones concretas realizadas por la municipalidad para enfrentar la situación, pese a que el informe de auditoría fue elaborado hace varios meses y derivó en el nombramiento de una comisión.

Esta aprobó el informe mencionado y concluyó en un acuerdo del Concejo del pasado 26 de noviembre, ejecutar las recomendaciones de acabar con el nepotismo e informar y certificar si se han seguido los procesos legales en los nombramientos.