Última Hora

La historia de Ana Lucía Chávez podría compararse en cierta medida con la que vive en este momento el lateral Bryan Oviedo. La seleccionada Sub-17 sufrió una grave lesión que por poco la deja fuera de la gran cita mundialista.

“Tuve una lesión del ligamento cruzado anterior y me operaron hace siete meses. Me dieron de alta hasta la primera semana de febrero, entonces tuve que luchar por todas porque en realidad yo quería estar aquí”, indicó la defensora nacional.

Chávez, quien es ficha del equipo de Moravia, reconoce que tuvo que trabajar tiempo extra para sanar su lesión en tiempo récord.

“Los doctores me han dicho que la recuperación ha sido demasiado exitosa, porque en realidad yo estaba demasiado motivada porque con mis compañeras viví demasiados momentos únicos, fue una ilusión de todas”, comentó Chávez.

Para otras como Mariela Campos, Yaniela Arias o Naomi Molina, las lesiones no fueron problema, pero sí el hecho de dejar familiares y amigos en su pueblo natal, para cumplir el sueño.

“Yo soy de Liberia, y hay otras de San Carlos, la verdad si requirió de mucho esfuerzo de nuestras familias”, comentó Mariela Campos, quien es oriunda de Liberia.

Las seleccionadas esperan que la unión de grupo se refleje con buenos resultados para lograr avanzar de la primera ronda. Mientras tanto, Oviedo, jugador del Everton, espera contar con la misma suerte que Ana Lucía, y llegar sano al Mundial de Brasil 2014.