Última Hora

En estos juegos nacionales, hemos visto hermanos y familiares jugando para el mismo equipo, pero en boxeo nos encontramos la otra cara de la moneda: el padre enfrentándose a su hijo.

José Rodríguez tiene 35 años impulsando el boxeo en los juegos nacionales, y su hijo, José Miguel, siguió sus pasos y también es entrenador de boxeo.

Sin embargo, en esta ocasión se encuentran en bandos contrarios. El padre forma parte del equipo de Buenos Aires, y el hijo lo hace defendiendo la divisa de Nicoya.

Don José afirma que la experiencia le genera sentimientos encontrados, además, es la primera vez que José Miguel tiene cuatro de sus muchachas en la final, que se enfrentarán contra sus dirigidos.

“Le digo que por 30 minutos él no es me hijo. Vamos a ver, tenemos una apuesta, él dice que me va a ganar las cuatro peleas”, contó con una mezcla entre felicidad y melancolía.

Por su parte, José Miguel dice que siempre impulsa la unión en el deporte, por lo que este enfrentamiento familiar, no es más que una oportunidad para convivir de mejor manera.