Última Hora

Tras investigaciones sobre el mejoramiento genético de la papaya y el plátano realizadas por el Instituto de Investigación en Transferencia de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Universidad de Costa Rica, productores de Quepos y Parrita, se han beneficiado.  

Erick Jiménez Madrigal, Bayron Rojas Fallas, Silvio Calderón, Luis Pedro Pérez Aguilar y Eliecer Vindas Castillo, forman parte del grupo de agricultores exitosos, ya que ellos incorporaron la “papaya perfecta” y el plátano enano en sus cultivos.  

En cuanto a la papaya se trata de una nueva variedad híbrida. En el mercado se conoce como la “papaya perfecta"; un fruto que está posicionada tanto en el mercado nacional como en el internacional. ”Casi el 90% de la exportación que hace el país es de esta variedad de hibrido”, aseguró el Ing, Jose Rafel Corrales, director ejecutivo del INTA.

“Esta papaya muestra buen comportamiento, los productores solicitan mucho la semilla y nosotros estamos dando las semillas a los productores tanto de la Fortuna, San Carlos, como en Parrita y Quepos”, explicó a Teletica.com el director Corrales.

Él mismo indicó que con ese tipo de plátano enano, se trabaja mejor el tamaño, peso y productividad por planta y por área. Ahora se trabaja con una nueva práctica de riego por goteo. Para los productores esto muestra una gran ventaja en cuanto al manejo y una menor mano de obra.

Recientemente la Viceministra del Ministerio de Agricultura y Ganadería, Tania López Lee viajó a la zona en compañía del director del INTA. Corrales manifestó la necesidad de retomar y fortalecer la Estación Experimental del INTA en Quepos, denominada la “Managüita”.

La Viceministra López Lee, aplaudió el empeño y dedicación que tiene el joven de 26 años, Luis Pedro Pérez Aguilar, productor de plátano de Quepos, quien sacó provecho de todas las capacitaciones que le brinda el INTA a través de la Estación Experimental “La Managüita”.

Según Jiménez Madrigal de CoopeParrita Tropical, la organización alberga 32 asociados quienes producen cerca de 50 hectáreas de papaya que generan cerca de mil kilos en 18 meses.“La papaya se ha adaptado muy bien a nuestros suelos, además es muy cotizada en los mercados de Canadá”, aseveró.

“Yo le agradezco al INTA y al MAG el apoyo que me dan y además, como productor creo que no le debemos tener miedo a la innovación y al cambio para incursionar con nuevas variedades”, concluyó Pérez Aguilar productor del curraré enano.