Última Hora

La cultura emo llegó a gobernar la vida de Maria Fernanda.  Eso significa que todo era oscuro, su maquillaje, su ropa y su forma de ver la vida.  

La autodestrucción era el camino correcto, para ella. Sólo un milagro pudo hacer que su vida volviera a tener colores.