Última Hora

A pocos días para que inicie el Mundial Femenino Sub-17 Costa Rica 2014, la campaña "Tenía Que Ser Mujer" dedicó un espacio al fútbol femenino con un trabajo titulado: "Rompiendo barreras con el balón: ayer y hoy".

"Yo empecé jugando a los 5 años con mis hermanos, cuando los veía yo decía ¿por qué no puedo jugar yo?", son parte de las declaraciones de Gloriana Villalobos, figura de la "Tricolor" que disputará la Copa del Mundo.

Villalobos forma parte, junto a otras compañeras como Daniela Araya, María Paula Elizondo, Abigail Sugey y Yuliana Salas, de las futbolistas que rompen barreras hoy en día.

Pero en la producción también participan Lidieth Herná y Dora Bonilla, pioneras del deporte en Costa Rica.

"En esos tiempos (1949-50) era muy difícil, una amiga fue la que me llevó y me dijo que le dijera a mis padres que iba a jugar basket, al final llegamos a ser más de 30", recuerda Herná, a quien el fútbol llevó a Colombia, Honduras, Panamá, Curacao, entre otros países.

Ambas generaciones resaltan que nunca ha sido fácil, pues además de luchar con diversos estereotipos, cumplir este sueño conlleva muchos sacrificios.

"Entrenamos a las 5:30 de la mañana entonces me despierto quince para las cuatro, entrenamos hasta las 7 a.m. y luego nos vamos al colegio. Volvemos a entrenar de 4:30 p.m. a 6 p.m. y luego es llegar a la casa a hacer tareas", explicó Villalobos.

Costa Rica debuta el sábado 15 de marzo frente a la representación de Venezuela en el Estadio Nacional (8 p.m.), duelo para el cual la FEDEFUTBOL ya confirmó que las entradas están agotadas.

"A todas nos han dicho que no podemos y que nunca vamos a llegar a lograr nuestro sueño, pero aquí estamos todas, y ustedes también lo pueden lograr", es el mensaje final que comparte Gloria Pardo, seleccionada Sub-17.

Este será el cuarto Mundial Femenino Sub-17 organizado por la FIFA, primero en Centroamérica.