Última Hora

En abril del 2013, luego de un mes de juicio, el Tribunal Penal de Heredia impuso 172 años de cárcel para un salvadoreño por los crímenes de cinco personas cometidos todos en Heredia entre junio y julio del 2011.

Además, impuso 20 años a su esposa, 75 años para su cuñada y 30 para un empleado de una de las víctimas de apellido Benavides.

Siete meses después, en octubre  del año pasado, el Tribunal de Apelación aceptó un recurso planteado tras la sentencia leída el 15 de abril del 2013 en Heredia.

En esa nueva resolución, el imputado Benavides, condenado a 30 años, fue absuelto por los homicidios y debía enfrentar de nuevo a la justicia solo por el delito de robo.

Además, se revocó otra de las sentencias y se absolvió de toda pena a una de las mujeres condenadas.

Pero tras lo resuelto por el Tribunal de Apelaciones, Fiscalía y defensores recurrieron al Tribunal de Casación, una instancia superior que tendrá la última palabra.

La nueva audiencia será esta tarde a partir de las 2:30 en la Sala Tercera de la Corte.