Última Hora

Internacional

Búsqueda con radar, prismáticos y barcos no halla el avión desaparecido

Se han usado barcos y decenas de aviones de varios países, tecnología de radar que puede detectar un balón de fútbol...

Agencia Reuters Hace 3/10/2014 3:09:00 PM

Se han usado barcos y decenas de aviones de varios países, tecnología de radar que puede detectar un balón de fútbol desde cientos de metros en el aire, pero todos han fracasado en la búsqueda de algún resto confirmado de un avión de Malaysia Airlines que desapareció hace tres días.

Para los implicados ha sido una operación frustrante. La supuesta cola del avión avistada resultó ser un grupo de troncos atados.

El lunes, un avión vietnamita detectó lo que creyó era una balsa salvavidas amarilla flotando en el mar. Un helicóptero enviado a investigar recogió la tapa de un carrete de cable cubierta de musgo.

La búsqueda masiva se extiende dentro de un radio de 50 millas náuticas desde el punto del último contacto del radar con el avión, a mitad de camino entre la costa oriental de Malasia y el extremo sur de Vietnam.

Es un área de unos 27.000 kilómetros cuadrados que incluye parte del Golfo de Tailandia y el Mar Meridional de China.

Había poco tráfico comercial naval en el área el lunes cuando un fotógrafo de Reuters abordó un Antonov-26 de la fuerza aérea vietnamita en una búsqueda aérea.

El avión estuvo dos horas y media circulando un área de 400 kilómetros cuadrados a unos 1.980 metros de altura, pero su tripulación no halló nada a través de los prismáticos.

"Enviamos tres aviones esta mañana, dos realizaron la búsqueda y el otro controlaba. Pero hasta ahora, no hemos encontrado nada", dijo el capitán Vu Duc Long del Escuadrón 918 de Vietnam.

No se han avistado restos o partes del avión desde que el vuelo MH370 desapareció de las pantallas de los radares en la madrugada del sábado, aproximadamente una hora después de despegar desde Kuala Lumpur hacia Pekín.

En la búsqueda participan 34 aeronaves y 40 barcos de 10 países.
Un avión estadounidense de vigilancia realizó una búsqueda durante más de tres horas el domingo. La nave está equipada con un avanzado sistema de radar que puede identificar una pelota de fútbol flotando en el agua desde cientos de metros en el aire.

Además de militares y alta tecnología, muchas otras personas participan de la búsqueda.

"Todos están en alerta y buscando en el mar, pero no hemos encontrado nada", dijo el presidente del Comité Popular de la sureña provincia vietnamita de Ca Mau, Pham Thanh Tuoi, a Reuters vía telefónica.

Una fuente implicada en las investigaciones preliminares en Malasia dijo antes el lunes que el fracaso a la hora de hallar cualquier resto indica que el avión podría haberse despedazado en pleno vuelo, situación que podría dispersar los restos por un área amplia.

"El hecho de que no hayamos podido encontrar restos hasta el momento parece indicar que el avión probablemente se desintegró a unos 35.000 pies (10.670 metros)", comentó la fuente.

Al ser consultado sobre la posibilidad de una explosión, como una bomba, la fuente dijo que aún no había pruebas y que el avión podría haberse desintegrado debido a causas mecánicas.

Estados Unidos revisó extensamente las imágenes tomadas por sus satélites espías en busca de pruebas de una explosión, pero no vio ninguna, dijo una fuente del Gobierno estadounidense, que describió la cobertura satelital de su país sobre la región como meticulosa.

PASAPORTES ROBADOS
El vuelo MH370 desapareció de las pantallas de radar a primeras horas del sábado, cerca de una hora después de despegar desde Kuala Lumpur y tras ascender a una altura de crucero de 35.000 pies.

No se registró una llamada de emergencia del avión perdido, que los expertos afirmaron que sugiere una falla catastrófica o explosión.

Sin embargo, el jefe de la Fuerza Aérea de Malasia dijo que el registro de radar mostró que el avión podría haber dado la vuelta desde su ruta programada antes de desaparecer.
El avión Boeing 777 tiene uno de los mejores historiales de seguridad entre las aeronaves comerciales en servicio.

Cerca de dos tercios de los 227 pasajeros y 12 tripulantes presuntamente muertos a bordo del avión eran chinos.

La aerolínea dijo que también había 38 malasios, siete indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses y tres estadounidenses.

La lista de pasajeros emitida por la aerolínea incluía los nombres de dos europeos, el austríaco Christian Kozel y el italiano Luigi Maraldi, que no se encontraban a bordo del avión. Sus pasaportes habían sido robados en Tailandia en los últimos dos años.

Una portavoz de Interpol dijo que un examen de todos los documentos usados para subir al avión había revelado más "pasaportes sospechosos", que estaban siendo investigados.

Una agente de viajes tailandesa que reservó los pasajes para los pasajeros que usaron pasaportes robados dijo que éstos habían sido solicitados el 1 de marzo por un contacto de negocios iraní al que sólo conocía como "el señor Ali", informó el diario Financial Times.

Ella inicialmente realizó las reservas en otras aerolíneas, pero expiraron el 6 de marzo, tras lo cual el señor Ali le pidió que hiciera nuevas reservas.

La agente dijo al diario que no creía que el señor Ali, que pagaba en efectivo y que reservaba pasajes con ella de forma regular, estuviera vinculado con el terrorismo.

SIN MENSAJES AUTOMÁTICOS
El avión de pasajeros no realizó ningún contacto automático con un sistema de monitorización de datos después de desaparecer de las pantallas de los radares, dijeron dos personas familiarizadas con el asunto.

El Boeing 777-200ER está equipado con un ordenador de mantenimiento capaz de hablar con tierra de forma automática a través de menajes cortos conocidos como ACARS.
Estos ayudan a los técnicos a preparar cualquier reparación necesaria y acortar los plazos de entrega en destino.

Los mensajes automáticos ACARS de error del Airbus A330 que desapareció en el Atlántico en 2009 centró inicialmente la atención en las lecturas de velocidad incoherentes como posible causa del accidente.

En el caso del avión de Malaysia Airlines, sin embargo, los investigadores no tienen esas pruebas para ayudarles a descubrir con la aeronave de pasajeros, dijeron las fuentes.