Última Hora

La  ambliopía es también conocida como ojo perezoso. Se le conoce así porque se refiere al ojo que no es estimulado adecuadamente durante los primeros años de la vida, desde el nacimiento y hasta los seis años.

“Durante ese periodo todavía las vías visuales se están formando. Esto es la conexión del ojo con las áreas occipitales“, explicó el oftalmólogo Zlatko Piskulich.

La ambliopía tiene diferentes causas; la más frecuente es una diferencia de graduación entre ambos ojos. Con un ojo que ve perfecto y otro que necesita "asistencia", el cerebro puede decidir, por decirlo dejar de esforzarse con el que menos ve, y conformarse con el otro.

“La primera revisión de un niño  debería ser al año de edad y después de ahí cada año medio. Otra de las causas del ojo perezoso es el ojo desviado… el cual  es más fácil que los padres lo noten”, concluyó el especialista.

¿Cómo se trata? Si es un ojo desviado hay que operarlo para alinearlos y que vean una sola imagen, si es una diferencia de graduaciones, habría que usar anteojos o un lente.

Los oftalmólogos pueden enseñarle técnicas y darle tratamientos y pueden ayudarle a usted y a su hijo a llevar a cabo el tratamiento exitosamente.