Última Hora

Hoy queremos cerrar la semana de buenas acciones con una historia que realmente nos conmovió y que estamos seguros lo motivará a hacer algo por los demás.

Conocimos a una familia de Heredia que literalmente abre las puertas de su casa a quienes más lo necesitan.

Don Antonio y doña Ana dan alojamiento y alimentación a pacientes de cáncer de zonas muy alejadas, que no tienen donde quedarse mientras reciben quimio o radioterapia.

Lo único que piden a cambio, es una buena actitud y fe en que todo saldrá bien.