Última Hora

Investigadores de la Universidad de Texas, iniciaron un reporte que sugería, que las bondades del vino para con nuestro músculo cardíaco, están exageradas.

Se basaron en estudios que aseguran que se obtenían resultados similares con personas que, en lugar de vino, preferían cerveza u otro licor, siempre y cuando fuera con moderación.

Eso motivó a un cardiólogo en california a afirmar que los reportes del poder antioxidante del vino, no eran tantos y que es el alcohol en sí, es el que ayuda a bajar los niveles del llamado "colesterol malo".

Consultamos a la nutricionista Silvia Quesada, quien está familiarizada con la gran cantidad de estudios que siempre aparecen por ahí.

Cuando usted vea estudios de los que no está muy segura, intente buscar otras fuentes, si está dentro de sus medios, consulte a un profesional, discrimine información y compare.

La mayor parte de esos estudios están asociados en vino, habrá que ver la población, definir licor con moderación, varía mucho de una población a otra, antes de afirmar que es el alcohol en general… enfermedades coronarias.

Mientras llega la confirmación de ese o estudios similares, es preciso que recordemos, que es sentido común, no confiar de buenas a primeras en todo lo que se lee en primer lugar.