Última Hora

Internacional

Yerno de Bin Laden era "mano derecha" de líder de Al Qaida, según fiscalía de EEUU

La fiscalía estadounidense presentó el miércoles al yerno de Osama bin Laden, Suleiman Abu Ghaith, como la "mano derecha"...

AFP Agencia Hace 3/5/2014 3:58:00 PM

La fiscalía estadounidense presentó el miércoles al yerno de Osama bin Laden, Suleiman Abu Ghaith, como la "mano derecha" del líder de Al Qaida, en el marco del juicio por terrorismo que se le lleva a cabo en Nueva York.

Abu Ghaith está acusado de conspiración para asesinar a ciudadanos estadounidenses y apoyar a organizaciones terroristas inmediatamente después de los ataques del 11 de septiembre de 2001, en los que murieron alrededor de 3.000 personas.

El sospechoso, de 48 años de edad y originario de Kuwait, podría ser condenado a cadena perpetua si es hallado culpable. Es uno de los más altos presuntos miembros de Al-Qaida en enfrentar a la justicia de Estados Unidos.

Vestido con saco oscuro, camisa y corbata azul de seda, Abu Ghaith se sentó junto a sus abogados defensores y observó a los 18 jurados mientras la fiscalía presentaba su alegato inicial.

El acusado escuchó a los fiscales mediante una traducción simultánea al árabe. El juicio se lleva a cabo en los tribunales federales de Manhattan, a pocas calles del lugar en el que se encontraban las Torres Gemelas destruidas por los atentados de 2001.

Abu Ghaith no está acusado de planear o llevar adelante esos ataques, sino de reclutar personal para Al Qaida.

La fiscalía asegura que también fue cómplice en el intento de derribar un avión que conectaba París y Miami, en diciembre de 2001.

El procurador Nicholas Lewin describió a Abu Ghaith como un miembro "leal" de Al Qaida que conoció rápidamente a Bin Laden tras haber viajado de Kuwait a Afganistán en 2001.

Pasó el verano boreal de 2001 hablando a cientos de jóvenes reclutados por Al Qaida en
campamentos de entrenamiento afganos, preparándolos para la guerra.

Abu Ghaith es más conocido por aparecer junto a Bin Laden y al actual líder de Al Qaida, Ayman al-Zawahiri, en videos de propaganda de la organización integrista islámica en septiembre de 2001.

- Llamado de Bin Laden tras el 11-S -
Lewin dijo que el acusado respondió un llamado personal de Bin Laden apenas horas después de los ataques del 11 de septiembre, en la que este último le pidió reclutar hombres para la yihad.

"Osama bin Laden pidió a este hombre enviar al mundo el decreto asesino de Al Qaida. ¿Qué hizo el acusado? Aceptó", señaló Lewin en la sala de audiencia.

"Usted no se sienta con el hombre más buscado del planeta afuera de una cueva el 12 de septiembre de 2001 salvo que esté en Al Qaida a un nivel muy muy alto", agregó.

Casado con Fátima, una hija de Bin Laden, Abu Ghaith está acusado por los fiscales estadounidenses de trabajar para Al Qaida hasta 2002, cuando huyó a Irán desde Afganistán, después de la invasión estadounidense a este país.

El acusado se declara no culpable de los tres cargos que se la han formulado.

El abogado defensor Stanley Cohen abrió su alegato ante las 13 mujeres y cinco hombres del jurado descalificando las acusaciones de la fiscalía: "Acaban de estar en una película", les dijo.

"Éste no es Osama bin Laden. Éste es Suleiman Abu Ghaith. Es musulmán. Es árabe. Es kuwaití. Es marido y padre", añadió tocando de manera afectuosa el hombro de su cliente.

Cohen indicó a los jurados que se sentirían escandalizados por los testimonios "terribles y estúpidos" que escucharían, pero les pidió ser justos.

"Al final de cuentas realmente no hay evidencia", sostuvo, asegurando que la fiscalía construyó el caso de "palabras y especulación" a partir del "miedo y la alarma".

Uno de los puntos álgidos del juicio será probablemente la declaración, por videoconferencia de dos testigos desde Gran Bretaña y Yemen.

El 10 de marzo, Saajid Badat, de 33 años, condenado por conspiración, liberado en Gran Bretaña y señalado por medios de comunicación como un "informante", será llamado a prestar testimonio por los fiscales.

Se espera que el juicio presidido por el magistrado Lewis Kaplan se extienda entre tres y cuatro semanas.