Última Hora

Esta tarde, el aspirante a la presidencia por el Partido Liberación Nacional, Johnny Araya anunció su abandono de la campaña electoral.

Araya debía enfrentarse a Luis Guillermo Solís del Partido Acción Ciudadana en la segunda ronda electoral el próximo 6 de abril. “Me apartó de la campaña electoral, más allá de mi aspiración está Costa Rica”, indicó Araya.

Para el candidato, recorrer el país le sirvió para darse cuenta que el costarricense quiere detener el continuismo del gobierno del PLN. “Se debe alcanzar un acuerdo nacional, la visión histórica del PLN sobrepasa más allá de una contienda electoral”, aseveró.

En la primera elección, el pasado 2 de febrero, el candidato rojiamarillo obtuvo la victoria con un 30,64% de los votos emitidos, mientras que el liberacionista obtuvo el 29,71%.

La segunda ronda electoral se convirtió en una necesidad, pues ningún aspirante alcanzó el 40% necesario para ganar la presidencia en primera ronda.

Según el Tribunal Supremo de Elecciones, aunque renuncie, el candidato siempre aparecerá en la papeleta.

La Constitución Política de nuestro país en el artículo 138 estable que: “no pueden renunciar a la candidatura para la Presidencia o Vicepresidencias los ciudadanos incluidos en una nómina ya inscrita conforme a la ley, ni tampoco podrán abstenerse de figurar en la segunda elección los candidatos de las dos nóminas que hubieran obtenido mayor número de votos en la primera”.